Publicaciones de los silencios que

he llenado a través de mis años


lunes, 8 de diciembre de 2008

Noche


En en remanso de esta noche clara, con las estrellas cautivas
de este cielo infinito, y mi pensamiento aflorando en la
brisa aterciopelada que cobija mi corazon

Tu mirada se refleja entre el cielo tapizado de estrellas refulgentes
Y no me canso de admirarte y mis labios cantan la canción
que me dictó el alma para ti

El silbido del viento trae a mi memoria el eco de tu risa y soy feliz,
porque tu alegría es la melodía de mi corazón.

Este ropaje nocturno que abriga a mi corazón, adormece
mi pensamiento y enternece mi alma, me susurra al oído que,
sin yo haberte pensado, ya en mi sueños estabas tu
y tus manos ya habían abrigado mi razón.

La noche sigue quieta y callada, y yo, con este amor sin palabras,
duermo en sus dulces regazos,
con tu pensamiento sobre mi almohada